Carolina Carvajal

Carolina Carvajal: una estrella con luz propia


Tras convertirse en madre soltera en un país extranjero, la actriz y modelo, oriunda de Ibagué, en Tolima (Colombia), hoy se considera una mujer plena que busca tener equilibrio en todas las facetas de su vida.

Mientras estudiaba Microbiología Industrial en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Carolina Carvajal fue descubierta por unos productores, quienes la invitaron a grabar telenovelas y a realizar campañas publicitarias en México. Debido a la difícil situación política, social y económica que atravesaba su país, aceptó la oferta.

Tomar esta decisión fue sumamente positivo en su vida, ya que a través de su trabajo cree que es posible exaltar el valor de la mujer como una persona integral y no como un objeto de mercadotecnia.

“La sociedad necesita mujeres que se planten en su talento y a partir de éste brillen. Considero que mi profesión es un muy buen instrumento para ayudar a comunicar ideas de una manera clara y que lleguen a los corazones, por lo que en muchas ocasiones he participado en asociaciones en pro de los valores, la sanidad emocional y espiritual de las representantes del género femenino. Creo que mi trabajo es ordinario y lo uso para fines extraordinarios”, comparte Carolina, quien tiene 36 años y ha participado en ocho telenovelas y más de 300 campañas publicitarias a nivel internacional.

Desde su punto de vista, el rol de las mujeres hoy en día es recuperar su papel sabio, femenino, maternal y delicado. También considera que alguien que es exitosa no tiene por qué sacrificar su vida personal para crecer en lo laboral, pues esas dos caras no deben competir sino complementarse.

Uno de los mayores retos de su vida fue convertirse en madre soltera a los 22 años, en un país extranjero. Después de las dificultades que esto implica, tuvo que recuperar su amor propio, así como su valor emocional y laboral.

“Estaba en la cúspide de mi carrera cuando recibí una prueba de embarazo positiva que puso en jaque mi vida y me enseñó a tomar decisiones valientes. Los primeros meses los enfrenté sola y después me volví a encontrar con una amiga colombiana de la infancia que modela en México, y ella y su familia fueron un gran apoyo para mí. Esta experiencia abrió mi camino espiritual. Hoy sé que no me equivoqué al escribir mi historia personal a la par de la profesional, pero siempre sabiendo elegir lo importante por encima de lo urgente”, subraya Carolina, quien mantiene una alimentación libre de gluten y usa tratamientos naturales a base de huevo, miel, aguacate y barro para cuidarse.

Es por todo lo que ha vivido que Carolina admira muchísimo a Catalina Escobar, una mujer colombiana que se ha dedicado a la labor social en una de las fundaciones más grandes de su país, que apoya a las madres solteras, llamada Juan Felipe Gómez Escobar.

Para ella, la belleza se resume en un versículo: “Como anillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa y apartada de razón. ( Prov 11)”. Es decir, para Carolina, el aspecto físico es solo el adorno de un espíritu sano y libre.

“Me gustaría inspirar confianza, respeto y ganas de seguir adelante aún en las tormentas. Estoy convencida de que la fe es el motor más fuerte que existe”, agrega la artista, quien puede llorar por sentirse traicionada y reír a carcajadas al ver una película.

Hoy en día, la artista está casada (lleva 11 años de matrimonio) y tiene tres hijos de 11, 9 y 5 años. Le gusta leer, escribir (está redactando un libro devocional sobre anécdotas sobrenaturales) y le agrada tejer. Sus frases favoritas son: “No pasa nada”, “Dios siempre tiene el control”, “Tú solo vive”.

¿Algo más? ¡Sí! Confiesa tener una relación interesada con Avon: le funciona y la recomienda.

Twiter. @Carocarvaj
Facebook. Carolina Carvajal
Fan page en facebook: Carolina Carvajal actriz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page generated in 0,883 seconds. Stats plugin by www.blog.ca