Destacada Opcion 1

Ligar en persona o por texting

 

¿Alguna vez te has preguntado cómo fue que tus padres se enamoraron? ¿Cómo eran las citas que tenían y de qué hablaban en ellas? Tal vez te preguntes cómo le hacían para ligar cuando no existían las computadoras ni los Smartphones.

Las nuevas tecnologías han hecho que la comunicación entre la gente haya cambiado radicalmente, en comparación con generaciones anteriores. Ahora, si quieres ligar, basta con abrir una App y darle un corazón al chavo que te gusta. Y es que para muchas de nosotras resulta más sencillo estar detrás de una pantalla, mandando mensajes de texto, que hablar en persona con el chavo que nos mueve el tapete, lo cual puede resultar íntimidante.

 

Ligar vía mensajes de texto es mucho más cómodo, ya que no tienes que preocuparte por producirte durante horas. Elegir el maquillaje perfecto, sacar tu outfit más chic o adivinar el perfume que le gustará, pueden ser tareas agotadoras para una chica. A veces es preferible mandarle una de tus mejores fotos del Face, y listo. Además, ya existe la herramienta de mensajes de voz, en caso de que quieras decir algo que en texto resultaría muy largo. Eso sin mencionar que estar detrás de una pantalla siempre te va a dar un toque de misterio, y sabemos lo mucho que eso les gusta a los hombres.

 

3Sin embargo, existe la posibilidad de enamorarnos a la antigua y no a través de una plataforma digital. Salir a la calle como lo hacían nuestros papás, ir a fiestas, bailar, cruzar miradas. Porque todo eso es más emocionante que sólo escribir mensajes de texto, incluso más romántico. Además, por más emoticones que inventen, nunca habrán suficientes para expresar todo lo que se puede decir con palabras o con lenguaje corporal.

Para ligarte a la persona que te gusta todo se vale. Puedes recurrir a las citas tradicionales o a las facilidades que te dan la Apps. Si vas a usar estas últimas, trata de que no se conviertan en una constante dentro de tus relaciones, porque acostumbrarte a ellas podría dificultarte los momentos de contacto real.

 

4

A la hora de mensajear, evita los discursos largos, ya que pueden aburrir a la otra persona. Debes tratar de que la charla sea más casual, y hablar de temas divertidos. Lo verdaderamente importante se debe decir en persona.

 

También recuerda que, si decides textear, es más fácil caer en la obsesión. No te fijes en las horas a las que se conecta el otro ni si te dejó en “visto”. Relájate, seguro tiene cosas que hacer y todos tenemos derecho a estar ocupados.

 

5

 

Al final, puedes elegir el método que más te acomode, siempre y cuando no te claves con uno solo. Trata de mantener un equilibrio entre el mundo físico y el virtual, entre las citas reales y el texting.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page generated in 0,844 seconds. Stats plugin by www.blog.ca