Galindo 01

María Galindo: Líder Espiritual


Con el objetivo de construir una mejor ciudadanía y vivir de una forma más consciente, la joven de 27 años desarrolla diferentes programas sociales. Uno de ellos: dar clases de yoga en reclusorios para mujeres.

El viernes de cada semana es especial para ella y muy distinto al de muchas mujeres. Y es que este día de la semana, la health coach María Galindo imparte clases de yoga a las reclusas de un centro de reinserción social en México, llamado Santa Martha Acatitla.

“Soy directora de un programa llamado Más de Uno, que pertenece a la asociación Causa en Común A.C y en el que hacemos programas de salud y bienestar para el gobierno y diferentes empresas. Uno de los objetivos principales que buscamos cumplir a través de él es construir una mejor ciudadanía y vivir de una forma más consciente”, cuenta.

“La idea de enseñarle yoga a las reclusas surgió porque creo que es un grupo de personas olvidado por la población y que merece una mejor calidad de vida. Es increíble ver cómo impacta esta disciplina emocional y físicamente en personas bajo esta situación. Ellas me han enseñado sobre la resignación, me inspira que quieran hacer algo positivo por ellas mismas y buscar un cambio significativo en su existencia. Son mujeres fuertes con ganas de tener una oportunidad diferente”, explica María, quien estudió Finanzas y tiene 27 años.

Por tercer año consecutivo, María desarrolla un proyecto de yoga masivo en espacios públicos con el gobierno del Estado de México. Además, coordinó el evento del Día Internacional de Yoga junto con INDEPORTE CDMX.

Como health coach, imparte talleres, cursos y sesiones privadas que buscan desarrollar un estilo de vida saludable, en equilibrio y sin complicaciones. Ella, por ejemplo, tiene un humor muy simple y se ríe continuamente“Soy un público agradecido y con memoria a corto plazo así que soy ideal para que me cuenten los chistes 20 veces”, comparte.

Maria Galindo (1)Para María, la belleza se proyecta cuando hay armonía personal y se mantiene una actitud positiva. Confiesa que los halagos la ponen nerviosa y a veces no sabe cómo reaccionar a ellos, especialmente a los de su mamá. Y es justamente a ella a quien admira más por su lucha continua por mejorar el país y por la fuerza que ha mantenido para atravesar retos y superarlos.

Entre sus hobbies se encuentran cocinar, practicar meditación, correr, hacer bicicleta de montaña y viajar para conocer nuevos lugares, personas y culturas diferentes. También le gusta leer obras espirituales escritas por su maestro Dr. Joseph Michael Levry, como Lifting the vail y The code of the masters.

Hay muchas cosas que a María le ponen las emociones a flor de piel, y una de ellas es recordar su boda. La última vez que lloró fue cuando vio el video de ese día porque le dio mucha emoción y fue increíble para ella poder revivir ese momento.

Creo que las circunstancias no deben definir nuestra vida sino nuestra actitud. Me gustaría que me recordaran como una persona feliz, que disfrutó su vida y que logró una diferencia en los demás. Cada mujer tiene una misión y una visión diferente. Sin embargo, creo que todas debemos generar un cambio positivo en lo que hagamos”, concluye.

Twitter: @mariagalindom

Instagram: @mariagalindom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page generated in 0,602 seconds. Stats plugin by www.blog.ca