Gaia Principal

“Nadie nace sabiendo; todo se puede aprender”

Gaia Mas Damato empezó como Representante Avon, y fue superándose hasta convertirse en empresaria independiente. Hoy tiene un equipo de representantes y nos cuenta cómo fueron sus pasos, además de dar su mensaje para todas las mujeres.

Gaia empezó a vender Avon desde muy pequeña. Ella tenía un bebé y necesitaba un ingreso, así fue como probó y comenzó a formar su propio negocio. Fue su amiga Natalia quien le ofreció ser Representante y la animó a soñar a lo grande. “Gracias a Nati tuve la oportunidad de empezar a armar mi equipo de Representantes, y de esta forma darle la oportunidad a otras mujeres que necesitan ayuda, como lo necesité yo en su momento”, cuenta Gaia.

Gaia Mas DamatoAvon se presentó como una oportunidad para conseguir el dinero que necesitaba para vivir, pero con el tiempo Gaia empezó a encontrar su costado profesional. Se dio cuenta de que cada cosa que se proponía, la lograba; y fue así, alcanzando sueños, como se animó a dar un paso más y a convertirse en empresaria independiente.

Su mensaje a las nuevas mujeres que se sumaban a su equipo era claro: “Nadie nace sabiendo, y todo se puede aprender. Lo único que hay que tener es disposición, responsabilidad y compromiso con lo que uno hace”, explica Gaia. Estas son las máximas que ella comparte con cada Representante para que se animen a crecer, se den cuenta del valor que tienen y para que tomen conciencia de que todo lo que se propongan, lo pueden lograr si confían en ellas mismas.

Gaia siempre espera más de cada experiencia, tiene muchas aspiraciones, y es eso lo que quiere transmitirle a cada mujer a través de los entrenamientos y capacitaciones. A través de la comercialización de productos Avon, las mujeres también pueden crecer y aprender cosas nuevas, además de conectarse con otras mujeres con las que pueden compartir sus historias.

De hecho, una de las cosas que ella rescata es que conoció a más de 500 personas gracias a Avon. Pudo ver otras realidades e historias profundas, y más allá de todo, encontrarse con todas ellas a través de un sentimiento en común: salir adelante y cumplir sus sueños. “Avon se convierte en una ayuda enorme para muchas mujeres”, manifiesta Gaia.

Y hoy, con la ayuda de las redes sociales todo es más fácil, ya que gracias a ellas las conexiones pueden hacerse de forma más fluida, sin necesidad de ir de un lado a otro. Por eso, son una gran herramienta a la hora de lograr la independencia, y ventas.

¿Sus productos favoritos? Los maquillajes, sobre todos los esmaltes y las mascaras de pestañas. “Me enamoré de la Big & Impact”, confiesa esta mujer que supo comenzar con un pequeño sueño y construir, de la nada, su propio emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page generated in 0,662 seconds. Stats plugin by www.blog.ca