Natalia Oreiro 1280X800

Natalia Oreiro: una artista con conciencia social y ambiental


Su carrera nunca estuvo limitada a la actuación. Incursionó en la música, lanzó una marca de ropa junto a su hermana, y mientras tanto siempre se hizo tiempo para mostrarse como defensora de los derechos de la infancia y como ecologista. Te contamos en detalle cómo Natalia logra que estas diferentes facetas se entrelacen sin descuidar ninguna.

Retratar a Natalia Oreiro exige comenzar con una lista larga y diversa de las actividades que fue emprendiendo a lo largo de su carrera. Protagonizó novelas y películas, tanto de las más comerciales como acompañando a directores debutantes o explorando terrenos como la ficción web. Recorrió literalmente el planeta de gira como cantante. Se convirtió en Embajadora de Buena Voluntad por los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes para UNICEF. Y durante su embarazo, entre otras cosas, recorrió bosques para apoyar campañas ambientales.

Como si esa versatilidad no fuera suficiente, Oreiro demuestra que estos diferentes aspectos de su vida no van por caminos separados, sino que una cosa se une con otra, y su trabajo artístico, su responsabilidad social y su vida personal están ligados. La cuidadosa elección de sus trabajos actorales demuestra que piensa cada detalle de su carrera en consonancia con su conciencia responsable.

Las oreiro desfile con avon 2010

Durante 2010, Las Oreiro, la marca de ropa de Natalia y su hermana, se asoció a Avon para presentar su colección.

Compromiso desde la vida personal

Como ecologista, Natalia dice que lleva la cuenta de los árboles que ha plantado en su vida: son 3570, y sigue sumando. Comenta que la cantidad de arbolitos que va a poder plantar es lo único que piensa cuando firma un contrato. Se acercó a Greenpeace y participó de campañas de conciencia ambiental. Pero su mayor actitud ecologista está ligada a su vida íntima: “Si me dices un día ideal, es en la tierra, jugando con mi hijo, plantando cosas. Con Merlín comparto todo, él es de abrazar a los árboles”, contó al canal Todo Noticias de Argentina.

Al mismo tiempo, desde su rol de embajadora para el Río de la Plata (Uruguay y Argentina) de UNICEF, Natalia se animó a posar amamantando a su hijo para contribuir con una campaña a favor del derecho de mamás y bebés a la lactancia materna. El mensaje era muy claro: “Dar pecho es dar lo mejor de ti”. Su vínculo con la causa por los derechos de los niños, niñas y adolescentes es constante, data de hace tiempo y fue conductora en más de una ocasión de Un sol para los chicos, el show televisivo que cada año realiza UNICEF para recaudar fondos durante el día del niño.

Su compromiso con los derechos de la infancia tiene un nacimiento claro: Natalia creció en una familia uruguaya de origen muy humilde, y contó que desde el jardín de niños fue discriminada por sus compañeritos por esta situación. “Volvía a casa siempre cascoteada, porque los niños no aceptan a los que son diferentes. Entonces, ellos me decían cosas, yo les tiraba cascotes y ellos me la devolvían”, contó una vez a la revista Caras.

oreiro ph prensa telefe 6

Natalia hoy, en la ficción de Telefe.

Responsabilidad desde la actuación

El deber social de Natalia no está por fuera de su carrera como actriz. Además de las actividades que realiza más allá de la actuación, Oreiro cuida que sus personajes sigan la misma línea comprometida que lleva en su vida personal.

Desde los roles que interpretó a lo largo de su carrera, demostró que elige las historias en las que trabaja con responsabilidad y verdaderas ganas de contarlas. Es que Natalia tiene tiempo para todo: mientras que protagonizaba comedias diarias y costumbristas como Sos mi vida o Solamente vos, le quedaba tiempo para trabajar en otro tipo de relatos en el cine.

Con Miss Tacuarembó (2010), se animó a acompañar en su debut como director a su compatriota uruguayo Martín Sastre, y juntos narraron la historia idealista de una joven que buscaba alcanzar la fama para alejarse de una infancia dolorosa. En 2011, participó del debut como director de ficción de Benjamín Ávila, hijo de desaparecidos, desde el rol de Charo, una madre exiliada en Cuba durante la última dictadura militar en Argentina. En tanto, Infancia Clandestina obtuvo numerosos reconocimientos y fue preseleccionada al Oscar y nominada a los premios Goya. Por último, Natalia también interpretó, en 2013, a Eva en Wakolda, una película dirigida por Lucía Puenzo que trata sobre los crímenes y experimentos científicos del oficial alemán de la SS, Josef Menguele.

oreiro ph prensa telefe 4

Cualquiera sea el papel que interpreta, su belleza sobresale.

Nuevos proyectos

Durante 2015, Oreiro también comenzará a rodar una historia que tuvo ganas de contar durante mucho tiempo: la de Gilda, la cantante y docente argentina que murió en un accidente automovilístico el 7 de septiembre de 1996. “Nunca se conseguían los derechos. Su hijo Fabricio no quería que se contara. Imagínate que es un accidente en el que mueren su mamá y su hermana, un tema muy sensible. Hasta que Lorena Muñoz, una muy buena documentalista, un día me dijo que quería hacer la película. Le dije que si algún día se hacía Gilda, la tenía que hacer yo y que la acompañaba en el proyecto”, le explicó Natalia a La Nación Revista. Sus decisiones actorales siempre siguen una cuidadosa línea en la que privilegia las historias con las que se siente identificada.

Actualmente, acaba de estrenar el personaje de Ariana para la ficción Entre caníbales, en la que es dirigida por José Campanella. Este nuevo desafío no está exento de una impronta social, ya que encarna a una mujer que fue violada y abusada. “A mi personaje le han ocurrido cosas terribles. Jamás encontró justicia en su caso. Todo esto hace que yo lo interprete con mucha responsabilidad. Tanto, que lo estoy trabajando con una psicóloga que me acompaña bastante y que me ayudaa salir. Muchas veces me cuesta tomar distancia”, contó.

Así, con este papel le pone el cuerpo a una historia fuerte en un delicado momento social en el que la violencia de género es uno de los temas que más repercute en los medios y conmueve diariamente a la sociedad argentina. Una vez más, con su carrera artística remarca la preocupación y solidaridad que la guía en los aspectos más personales de su vida privada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page generated in 0,654 seconds. Stats plugin by www.blog.ca