600×400

¿Para qué sirve cada pincel?

Pinceles hay miles: chiquitos, grandes, chatos, redondos. Pero, ¿en qué momento se usa cada uno? ¿Qué diferencias hay entre unos y otros? ¿Cómo mantenerlos limpios y en buen estado?

Cada pincel cumple una función: unos son para delinear, otros para marcar profundidad, para esfumar, y la lista sigue. Sin embargo, a grandes rasgos, podemos diferenciar tres tipos de pinceles para aplicar la sombra para ojos. Conocelos y vuélvete una especialista.

Pincel biselado
Este pincel tiene la particularidad de tener una terminación oblicua, y sirve para aplicar sombra en el arco de la ceja –cuando iluminamos- o marcar la profundidad del párpado. Por su forma, también puede ser utilizado para reforzar un delineado superior, o hacerlo en la parte inferior, debajo de la línea de agua.

Pincel lengua de gato
Este es el clásico. Tiene una forma redondeada y sirve para aplicar las sombras en el párpado. Esta brocha es la más utilizada de las tres, y sin dudas, indispensable para lograr un maquillaje prolijo. Podés usarla tanto para polvos como para maquillajes en crema, aunque te recomendamos que uses un pincel para cada textura.

Pincel para difuminar
Este es un poco más grande que el anterior, y sirve para esfumar los juegos de colores que puedes hacer sobre tus párpados, por ejemplo, un smokey eyes. Sin duda, este es el pincel que hace que el maquillaje quede impecable.

La limpieza
Para que tus pinceles se mantengan en buen estado y limpios, es importante que los laves con regularidad. Para hacerlo, coloca en un recipiente agua jabonosa e introducilo. Realiza un movimiento circular – como si estuvieses mezclando un café con una cuchara- y una vez que esté limpio, enjuaga con abundante agua fría. Déjalos secar por completo antes de volver a utilizarlos.

Las claves para elegir el cepillo de tu máscara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page generated in 3,834 seconds. Stats plugin by www.blog.ca