2000×1000

Prevenir es mejor que curar

Existen ciertos factores hacen que nuestra piel se vea más expuesta a sufrir los signos de la edad. Te contamos cuáles son para que te cuides de ellos y cómo Anew es tu aliada para prevenir y disminuir las arrugas.

¡No sólo es culpa de los genes! Otros factores como tomar sol sin protector, el smog y la contaminación ambiental, la poca hidratación y la falta de limpieza también afectan tu piel y fomentan la aparición temprana de señales. Acá te detallamos una a una para que tomes conciencia de la importancia de los cuidados.

Prevenir es mejor que curarRayos solares
La exposición constante al sol, sin el cuidado necesario, impacta en la producción de radicales libres que afectan a las células, provocando la aparición de arrugas y otros signos de envejecimiento. Además, produce un desgaste del colágeno que hace que nuestra piel se mantenga tensa y firme.
Por eso, siempre utiliza protector si vas a tomar sol y opta por maquillajes que tengan FPS, incluso en invierno, para que las zonas expuestas de nuestro cuerpo estén protegidas.

Contaminación ambiental
En las grandes ciudades el aire está más contaminado y esto produce daños en la dermis. La suciedad tapa los poros y esto se traduce en menor cantidad de oxígeno y una mayor deshidratación. Asimismo, al igual que la exposición al sol sin protección, fomenta la producción de radicales libres que afectan al colágeno. Así es como la piel pierde su fortaleza, luminosidad y tiende a verse gris u opaca.

¿Cómo protegerte? Bueno, es clave una limpieza diaria profunda antes de irte a dormir. Utiliza desmaquillante, lava con un jabón especial y humecta toda la cara.

Ausencia de limpieza
Después de un día entero fuera de casa se acumulan sobre la cara polvo y restos de residuos que están en el aire dando vueltas. Es importante sacarlos porque hacen que las cremas que aplicas antes de ir a dormir o para comenzar el día, no puedan penetrar los poros de la manera correcta. Entonces, es clave una limpieza que incluya las lociones adecuadas para tu tipo de piel porque si usás las incorrectas también vas a obstruir el paso de los nutrientes y vitaminas del tratamiento que apliques luego.

Falta de humectación
Cuanto mayor sea la deshidratación y resequedad, más rápido se van a contraer las células que hacen que aparezcan las arrugas, por eso es clave entender la importancia del agua como factor esencial para el cuerpo y la piel.  A esto, hay que sumar las cremas hidratantes que son las indicadas para  mantener la humedad y conservar las defensas naturales. Que una piel sea grasa o mixta no significa que no las necesita: en ellas las señales pueden aparecer más tarde, pero cuando lo hacen son más intensas. Chequea la línea Avon Anew que tiene productos para cada tipo de piel y edad.

Ahora ya conoces cuáles son los condicionantes de tu piel y queda en ti el compromiso de cuidarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page generated in 0,660 seconds. Stats plugin by www.blog.ca