2000×1000

Todo lo que tienes que saber sobre la base de maquillaje

Todo lo que tienes que saber sobre la baseNo todas las pieles son iguales y existen distintas bases especiales para los tonos, textura y edad. Acá te contamos qué tener en cuenta a la hora de elegirlas y la forma correcta de aplicarla.

La textura
Podemos clasificar la textura de las bases en tres tipos: polvo, mousse o crema y líquida. El polvo es ideal para pieles grasas porque ayuda a reducir el brillo y hace lucir la piel suave y uniforme. Además es de rápida aplicación así que te puede salvar de un apuro.

La crema o mousse tiene la particularidad de dejar la piel con un efecto aterciopelado y su textura tipo gel resulta en una buena cobertura. Por su suavidad, es recomendable para pieles jóvenes o sensibles. Las líquidas ayudan a mantener el rostro hidratado – por eso son perfectas para pieles secas – y son de fácil aplicación. Además, al deslizarse con facilidad por la piel, es una gran opción para aquellas mujeres que tienen signos de la edad ya que estos quedarán cubiertos por completo.

El color
Siempre tienes que elegir una base que sea del mismo color que tu piel para que se vea uniforme y no contraste con el resto del cuerpo. ¿Cómo elegirla? Es importante que pruebes el tono directamente sobre el rostro y con luz natural. Evita hacer la prueba en tus manos porque estas, al estar expuestas, suelen tener un tono más oscuro que la cara.

La previa
Antes de comenzar a aplicar la base, como siempre te aconsejamos, hay que preparar la piel. Esto hace que se mantenga sana y que el maquillaje dure intacto por más tiempo. Lo primero es una buena limpieza seguida de la hidratación. Utiliza productos especiales para la cara y acordes a tu edad.

¿Cómo la aplico?
Dependiendo de la textura  vas a necesitar una brocha (si es polvo) o una esponja (si es crema o líquida). Lo primero a tener en cuenta es que vayas despacio y agregues de a poca cantidad si es que necesitas más producto. Empieza por la zona media de la cara: mentón, nariz y frente. Luego, esparce hacia los costados difuminando bien y llegando a todos los bordes de tu cara. Finalmente, fija con un polvo compacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page generated in 0,835 seconds. Stats plugin by www.blog.ca